miércoles, 9 de enero de 2008

Llama el Cucho: "Estoy en el aeropuerto de Paris, subiendo al avión a Praga". Se ríe. Hace unas semanas me abordó: "Viejo, hay una promoción para ir a Europa". "¿Y qué tengo que ver yo con eso?". Cuento corto, se fue con el Javier hace unas dos semanas, fueron a Madrid, Amsterdam, pasaron la nochevieja en Bruselas, después Londres, Paris, y ahora Praga. Y después ni sé donde más van. Sé que terminan como una semana en Barcelona, que van a ir a ver jugar al Barsa (claro, los dos barsa...) y que vuelven después de un mes de patiperrear en el viejo mundo, viejo como él solo pero que ahora, con el Cucho y el Javier dando vueltas como volantín de allá para acá, me late que se ha vuelto mas nuevo. Los dos tienen cara amistosa y picarona y hacen amigos facilmente. En la nochevieja me llamó, cariñoso, iba de camino a la Gran Plaza, "voy con la gente del hostal...", en medio de una compañía de muchachos de todas partes, con las banderas al tope y siempre sonriendo.
Esta foto es de hace cuatro años, cuando salió del colegio. Ahora estudia Derecho. De cada 10 llamados que hay en la casa, 8 son para el Cucho. Las cuentas de teléfono son exorbitantes. De verdad es un gran tipo. Es duro, leal y divertido. Hay una serial, "Los Cavernícolas". Sus amigos dicen que esos somos nosotros dos. Europa. De seguro es otra Europa. Por allá anda el Cucho.

5 comentarios:

FuriosaCanifru dijo...

Te faltó el puro babero.

luciérnaga dijo...

De tal palo tal astilla.

L.

- Polillita dijo...

Mira como entero de los detalles de tu vida. Se ve un buen niño. Si es como tu, Europa seguro no sera la misma señora almidonada post cucho.
Otra cosa que me acorde del libro es lo de la Deuda del Hombre. Bien volao este Castañeda lo peor es ke hayamos locos que lo entendamos jajaja

Caminodelsur dijo...

Está lindo tu niño, (casi tanto como el mío) y que viajeros a este paso seguro va a acumular más kms. que el papi.

Pili O.

Pagana dijo...

Cuando venía entrando a tu blog pegué una patinada. Había un líquido viscoso desparramado por todo el lugar, parecen babas de padre... por la cantidad y por lo viscosas, no sé, no sé...

Qué guapo tu niño el Cucho! jajajjajaja

Un beso en la frente, porque el resto de la cara está mojada:P