jueves, 29 de noviembre de 2007

Sorry: de nuevo los tengo que dejar solos. Me voy a Praga y Budapest. Si, ya sé: la vida es una soberana porquería. Estoy totalmente de acuerdo. Pero hay que tratar de ir al centro de la porquería y beberla toda de una buena vez. Por eso me voy a dar una vuelta a estos lugares espantosos.
De todos modos voy a echar de menos. La risa de los amigos. El sol que se esconde detras de los cerros que se pueden ver desde mi oficina. El olor de la noche cuando voy llegando a mi casa. Ciertas sombras. No puede hacerse otra cosa que echar de menos semejantes incidentes.
Pero hay que plantar cara a la vida y dar guerra. Asi es que por eso me voy a Praga y Budapest. Se hará lo que se pueda por mantener en alto el honor de la nación chilena. Al menos eso se puede decir con certeza. Saludos a cada cual, compañeros. Yo me voy a inmolar.

4 comentarios:

FuriosaCanifru dijo...

Chaaaaaaaaa, puro sacando pica!!!!

luciérnaga dijo...

Me parece un estupendo viaje.
Menos mal que de vez en cuando se
da una vuelta por Chile.
Que le vaya super.
Abrazos y cariños.

L.

Pagana dijo...

Lo tuyo es trágico...
Me pregunto cuando vendrás a inmolarte en los fuegos del infierno charrúa...

Sativa dijo...

Sea un digno embajador de la patria en aquellas tierras... debe hacer frío por allá, no?