jueves, 28 de junio de 2007


He estado frente a las Puertas del Cielo.

Perdido, embriagado, exultante
quedo en silencio

con los ojos encendidos
y la sangre arremolinada

por el infinito fulgor
de las Puertas del Cielo.

4 comentarios:

ANGELES, PERROS Y CARACOLES dijo...

...frente a la puertas del cielo...


...quedo en silencio...


...con los ojos encendidos...



(susurros)

espejismos dijo...

Yo también he estado ahí... y no poco... he de confesarlo... sientiendo su cálida redondez y su blancura áurea... he de confesarlo... para algunos, son las puertas del cielo, para otros son el paraíso mismo... he de confesarlo... pero para mí son la Ternura misma... una muestra más de que en este mundo se puede vivir con el candor de un niño... y sobrevivir... he de confesarlo... te amo, he de confesarlo... pero cuidado, 'que ya no hay cómo echarlo abajo. No se te ocurra intentarlo, Velázquez. Nos aplastaría a todos.'

Bichito de luz dijo...

Mi respeto ante la experiencia
que lleva hasta las puertas del cielo...

Pagana dijo...

de que color las viste?