martes, 15 de mayo de 2007

Mierda de Gato.



Su departamento olía a mierda de gato
tenía una familia entera
la gata y cuatro gatitos
encerrada para que no fuesen a huir

Se erizaban de gusto
cuando llegaba por la noche
se le subían por las piernas
rasguñaban la cartera
ronroneaban como cascabel

Ella tenía un olor inconfundible
a euforia
la euforia de las colinas
y del dios Pan
Ese olor era el único que yo podía sentir
por encima
de la mierda
de los gatos

Ahora
cuando pasa uno de ellos
siento ese olor, el del viento en las colinas
que de seguro
es el que hay
en la antesala
a las Puertas del Cielo.

1 comentario:

eros y tanatos dijo...

Mierda de vida
cuando
ya
no
queda...

Mierda de gato