sábado, 23 de agosto de 2008

φ




El espejo está oscuro y las sombras vagan
de un rincón a otro de la amplia superficie.
Una imagen que reconozco
destella temblorosa.
“Camarada ¿qué es eso?”
Los ojos se le han vuelto glaucos.
“Un incidente”.
Se mueve de atrás adelante
con el mismo bamboleo de los locos
cuando están ensimismados.
Luego se levanta y se pierde en las dunas.





Frontis de la casa de Kafka en Praga. La hermosa escultura destaca el temple atormentado y digno, eslavo, de Franz.

2 comentarios:

caramelo dijo...

algunos dulces, otros lejanos y perdidos, ojos glaucos...como "las glaucas ondas del abismo", cuando se hunde en la profundidad de sí mismo y su cuerpo no le responde...

luciérnaga dijo...

Yo no dirìa lo que usted dice: que
es "jodido". Yo digo que Ud. es de
gustos refinados.
Abrazos.

L.