sábado, 24 de mayo de 2008

La mañana después de la lluvia. Santiago de Nueva Extremadura resplandece. Cada vez que llueve, después Santiago resplandece porque se va el smog y los colores naturales de la adolescente Santiago aparecen y destellan. Ahí se descubre no solo que Santiago es mas bella de lo que parece debajo del smog, sino además que el espíritu de los chilenos es mas destellante de lo que a la primera mirada pareciera. El jardín mas allá de mi ventana tiene unas plantas de los poetas les dicen, que ahora después de la lluvia se yerguen enhiestas y gallardas, altas, con sus hojas verdes y café entremezcladas en la visión con el fondo verde del césped y el chopo cortado a unos diez metros de altura de un frondoso aromo. Un macetero de greda roto, el pasto tapizado de hojas muertas inmóviles y el graznido de pájaros que desafían porfiadamente al frio y el invierno.
He estado recordando la danza del guerrero, en el Don Juan, de Castaneda. Después de cada jornada victoriosa o después de haber sobrevivido al sino de la adversidad desatada, el guerrero debe inventar un paso de danza que fije en su espíritu lo que ha quedado en sí de esa ocasión. Al momento en que la Muerte viene a buscarle, el guerrero le pide que le espere un momento, y antes de partir de este mundo, ejecuta la danza de su vida compuesta por la sucesión de los pasos que ha inventado con ocasión de sus hechos. La danza de la existencia es lo último que queda del paso del guerrero por este mundo, y se ejecuta solo para sí mismo y para la única espectadora, la Muerte.
Dejo a mi cuerpo que se acomode sin presiones para que ejecute a su amaño el próximo paso que le surja. Tan solo él sabe qué emergerá. Yo soy solo un espectador, como la Muerte. Y observo las ramas flexibles y garridas de la planta de los poetas recortándose contra el césped, un día en que la adolescente Santiago de Nueva Extremadura resplandece.



Dos regalitos: Joachim Schulz, "Blau", Museo Hirschron, Washington, y "Trouble", Coldplay.



8 comentarios:

GeouR dijo...

Cuerpo, danzás un abrazo a este estremecimiento que te regaló aquellas sagradas dulzuras de numénica calidez; que te embistió a correr, que te abandonó en la carrera de los signos; que te alabó en la luz de las sensaciones; que te desdeña aunque sólo en tu iridiscencia se entrega a los vientos del sol. Cuerpo, hoy estoy muy débil, hoy no puedo ser tu soberana, sólo puedo entregarme a tu palpitar, a tantear la navaja que te atraviesa el pecho. Esta mañana, cuerpo, me han derrotado, y sólo tu aura es el puente. Danzás un abrazo cuerpo, a este sólo dolor que murió en tu regazo, y te contempla embelezado, entregado, resucitado...
Preciosas vuestras palabras...
Lejanos saludos...

Estrella Lejana dijo...

Siiiii, el sol vuelve a brillar después de la tormenta. El sol vuelve a salir después de la noche...

Cada vez más bello.

cariños

- Poli.·.·x dijo...

Uff siempre me haces pensar... voy a tener una danza para la muerte de mis pequeñas batallas y triunfos... va a ser breve pero llenara de orgullo representarla.

El clima, soleado...nada en especial, solo han sido buenos dias en el pais de las polillas!!!

un abrazo

Caminodelsur dijo...

Santiago, es una ciudad bellísima, sino fuera porque..., por tantos porques, sería perfecto, te pido leas algo que escribí porque me gusta, y tu escrito me lo recordó.

www.camino-del-sur.blogspot.com/2007/09/santiago.html.

a ver si me cuentas que te parece, gxs.

Saludos.

difusa dijo...

Ese aire tan fresco que te perfora el alma, helado "crisp air" en Inglés. Me hiciste recordar estas líneas de Celaya de "Momentos Felices":

"Abrir nuestras ventanas; sentir el aire nuevo;
pasar por un camino que huele a madreselvas; ..."

Cheers :)

Claudia Canifru dijo...

Como dicen los afuerinos, lo malo de Santiago somos los santiaguinos, y puta que es verdad.

Un abrazo don loco.

Estrella Lejana dijo...

Mis hijos se angustiaron con la musiquita!!! Debe ser coherente con la letra.....estar atrapado en una telaraña....

Sureando dijo...

Muy bello, esa planta debe ser la llamada "corona del poeta".
Aquí en el sur llueve, llueve y llueve... es bueno para reflexionar y escribir.
Saludos.