lunes, 24 de marzo de 2008

Desde el 94 llevo anotaciones en croqueras de tapa negra. No es un diario de vida porque anoto tan solo lo que se me da esteticamente. Hay días en que he anotado, igual que el rey sol, "rien", nada, porque aunque hayan pasado cosas notables pueden no haberlo sido en la dimensión estética.

Por ejemplo ahí hay anotaciones sobre "Turandot", la ópera. Sobre las impresiones que me deja el MOMA. Sobre el Museo Rodin. Sobre la corteza anaranjada de algunos árboles. Y sobre el espíritu que me va dejando cada libro que termino.

Pero este fin de semana, frente al mar, he decidido comenzar a agregar otra serie de datos: los movimientos de mi espíritu.

Una vez estaba en un yate blanco vagando por unas horas en un pequeño archipiélago del Caribe. Pedí Johnny Walker etiqueta negra... y había. Entre los pocos tripulantes iba una joven psiquiatra que era licenciada en arte. Después de que corrimos un arrecife de coral buceando, conversamos y me dijo que lo estético es todo lo que provoca "estésis", impresión. Lo contrario es la anestesia.

No se si estoy muy de acuerdo. Tuvimos una larga disputa alrededor del tema y ella, sonriendo, me acusó de "parnasiano". En fin. Lo que importa ahora es que los movimientos del espíritu quizás quepan dentro de la categoría de estéticos si es que se aplica este criterio.

Vaya uno a saber.

Frontis del Palacio Pallavicini, en Viena. Le conté al Prof. que existía y se puso contento. Tomé después un café en el Hofsburg, que queda al frente. ¿Habrá ciudad mas bella que la bella Viena?

7 comentarios:

luciérnaga dijo...

Yo también digo que es "parnasiano"
como lo es el gran Sully Prudhomme.
Con toda mi admiración.

Hotaru.

FuriosaCanifru dijo...

No conozco Viena. Algún día, quizás.

Ojalá esas anotaciones algún día las plasmes donde todos podamos leerlas.

Un abrazo don loco (no soy la única!)

mahiakeff dijo...

Hotaru: ¿Parnasiano yo??? ¡¡¡¡¡Oiga!!!!!!!!! Jejeje...

Furi: Oy, tan cumplidita que se ha puesto desde que supo que estoy por cumplir los 98...

Marcelo Zuñiga dijo...

Acabo de enterarme lo que es el parnasianismo.
Ya te saqué la foto.
Tu colega del arte tiene toda la razón.
De poco te vale decir que Parnaso hay uno solo... mientras haya musas en cada rincón...

Caminodelsur dijo...

Por eso es que es tan exquisito viajar, nos rodeamos de bellezas, sensaciones, congéneres y aun así llega el momento en que encontramos la voz del silencio.

Es una de las cosas que disfruto de cuanto comentas tus viajes, describes lo físico (lo estético?) y dejas traslucir el movimiento de tu espíritu.

Abrazos

difusa dijo...

Snob la etiqueta de parnasiano ....y bien pesada!

OLVIDATE

Chibiusa.

eros y tanatos dijo...

Sabes? He visto como evoluciona esta página. Da gustito. Ha ido pasando de ser una recopilación de mitológicas terceras personas - casi inpersonas, a ser una muestra de ti. Una bitácora. Hasta con fotos del enmascarado Mahiakeff en poses ridiculas (me confieso: yo también lo he hecho, aunque no en Viena). Aunque a veces extraño a ese misterio que sólo se deja leer entre líneas.
Saludos de la Nada.