viernes, 14 de marzo de 2008

Ícaro.

La última. Me llama mi socio, el que hospitalizó al nene, y me canta de sopetón: "¡Se arrancó!!!"...
Se subió al techo (nunca había pasado en la historia de la clínica) y de ahí nadie sabe qué hizo.
Yo creo que voló.

3 comentarios:

luciérnaga dijo...

Tremenda sorpresa para usted y para
Dédalo.
Cariños.

L.

difusa dijo...

Mucha TV en las clínicas, debería ser puro National Geographic y por el estilo. Además, de Dédalo, mansa sorpresa para el Hombre Araña y Superman!

Sureando dijo...

Ojalá que Ikaros no vuele muy cerca del sol y queme sus alas,
como parece que lo está haciendo.