viernes, 14 de diciembre de 2007

La semana ha sido un poco dura. Creo que fue Joffre, el general francés que defendió Paris en la guerra del 14 ("esa sí que fue guerra, no como las otras, que no valen la pena" diría Brassens...) quien dijo, acerca de la línea del frente de que disponía en ese momento, algo así como "el centro está hecho pedazos, el flanco izquierdo está destruído, del derecho apenas quedan jirones... ¡es el momento preciso para atacar!...".
Joffre. Hay una calle en Santiago que lo recuerda. Se llama General Jofre. Así. Jofre. Como Jofré, el apellido español con acento en la e. Quizás sean así los recuerdos. Se comen algunas letras y lo que queda es indescifrable para los demás, y para uno mismo se desfiguran.
Joffre. Es el momento preciso para atacar. La semana ha sido pesada. Después de la embriaguez de Praga y Budapest, doblemente pesada. Miro el flanco izquierdo: jirones. El derecho: jirones. El centro: apenas unos pocos que resisten tercamente, plantados contra todo lo que venga de todas maneras.
Es el momento preciso para atacar.

2 comentarios:

Pagana dijo...

Zas! te venis para Uruguay?!

Caminodelsur dijo...

¿Serás candidato?

Buena caza