jueves, 18 de octubre de 2007

Hoy me vine a Salzburgo, hermosisima y augusta. La casa donde nacio Mozart y la casa donde vivio. El Castillo encima de la colina. La Catedral. El Palacio de Mirabelle. Los jardines. El funicular. Las calles bellisimas y amables. Los rayos del sol colandose por entre las nubes grises. La atalaya. La musica de Wolfgang Amadeo, el loco. Vale la pena Salzburgo, no cabe duda alguna.
Me voy ahora al tren, dos horas y media a tres horas hasta Viena. La noche de Viena es exquisita, gente tocando en la calle musica de lujo, cerveza, risas... Bien Austria, muy bien. Pensaba irme a Italia, pero me quede por la buena onda. Me voy el sabado, llego el domingo, de seguro voy a estar raja. Me comprometo con el Pablo, mi socio de viaje, a hacer un diario al cual le vamos a agregar fotos escogidas. Por una vez lo vamos a hacer, espero que funcione, varios viajes se han ido por el resumidero de la memoria por falta de recuerdo.
Saludos a todos, suerte. El tren ha dado un pitazo y tengo que correr.

3 comentarios:

eros y tanatos dijo...

Missing U!!!
MMMM

Avena. dijo...

Ohhh.. que maravilla, también fui a salzburgo, en el hostal daban sound of music todos los dias a las 8 pm jajaja.. muy bonito, el castillo encima de la colina, lo subimos a pata con mi mama andresito en coche y el andres, despues nos dimos cuenta que habia asensor, cuando apenas nos podiamos los pies.. saludos =)

Mariana dijo...

Hey... Salzburgo es a Austria como Pelarco a Chile... me encantó esa ciudad... Andrés aun me odia por hacerlo subir la fortaleza a pata con coche, mochila y guagua... pero valió la pena.

Imagino que estás hospedándote en hoteles, pero has de saber que en el Hostal de Salzburgo, pasan todos los dias la novicia rebelda creo que a las 08:00 pm... no quisiera trabajar alli, son los 365 dias del año... ejem...

Espero que hayas tenido un buen viaje...