jueves, 23 de agosto de 2007


Me fuí al concierto de la Dolores O'Riordan.

Maldita. Mil veces maldita.

No puedo dormir. No me queda mas que leer los "Poemas de la última noche de la tierra", de Bukowski.

"...algo en mi interior me decía: venga, muérete, duerme
sé como ellos, acepta.

Pero luego otra voz interior me decía: no, conserva algo
por pequeño que sea
no hace falta que sea mucho: una chispa
una chispa puede prenderle fuego
a todo un bosque
una sola chispa
conservala"


Me traje una pañoleta. Dice: "Are you listening?".

Miro el techo. O'Riordan y Bukowski.
No puedo dormir.



4 comentarios:

Sativa C. dijo...

Yo iba a ir. Ella me encanta. Pero no fui porque un amigo estaba de cumpleaños. Y antes fui al festival de cine erótico. Y dolores hizo un puro concierto y varios días antes ya estaban agotadas las entradas. Para qué te pregunto cómo estuvo...

El de Caetano sí que no me lo pierdo... ya tengo la entrada :-)

luciérnaga dijo...

¡Que fuerte el impacto causado
por Dolores!
Saludos de hotaru.

L.

FuriosaCanifru dijo...

Por este tipo de post es que me gusta retanto este blog!!!!!!!!!!!

Magda de los devastados dijo...

Deja despiertos los dolores del alma,las dolores.
Beso