sábado, 14 de julio de 2007

De pronto aparecen. Son pequeños y contrahechos. Vienen agazapados no por intentar pasar inadvertidos sino por el peso de su propia degradación. Lentamente, como una manada de hienas que cierra el cerco, se acercan en el crepúsculo.

Han venido otras veces, siempre del mismo modo, en medio de la oscuridad, intentando pasar inadvertidos, agazapados como las hienas, con los ojos cargados de odio. Vienen desde el pasado, desde la historia y desde los desgarramientos. Dejan una estela de bilis a su paso y hieden de manera infernal. Tienen colmillos blancos y sucios que dejan entrever cuando gruñen. Gruñen sordamente. Sus movimientos son lentos y pesados. Su piel es oscura y llena de cicatrices y escaras. Las manos son desgarbadas, garras listas para atenazar el cuello y apretar hasta la asfixia. No tienen nada que les haga destellar. Son motas de oscuridad que intentan manchar la luz.


Dispongo que se cierren las puertas, que la gente vaya sobriamente a sus habitaciones, que la guardia tome orden de batalla sobre los almenares, que se icen las banderas. Aguantar hasta que llegue el día, esa es la consigna. Ahí huyen y la caballería los persigue con saña hasta sus madrigueras.

Una vez que está todo en orden, subo hasta la torre mas alta y pido que me sirvan té.



París. Bajo el Arco de Triunfo, el Homenaje al Soldado Desconocido.





5 comentarios:

Bichito de luz dijo...

me imagino una hueste de "pensamientos", esas voces cerebrales tan difiles de acallar, producto de experiencias dolorosas, hasta que encontramos la forma de dominarlas o unirnos a ellas, ..."sino puedes con tu enemigo uneté a él"...

Muy buen relato.

Frank Nicotine dijo...

Pues yo me imagino una hueste de Republicanos y un ato de comunistas atacandome el pantano de delincuencia sutil y siempre comedida que tanto trabajo me ha costado levantar.

Vidia dijo...

A veces vienen por aquí también, y resistir hasta el alba es agotador, pero no hay otra forma... Aunque, recientemente ingenié una forma de darles un buen susto, que los mantiene a raya, y la verdad es que han dejado de venir con tanta frecuencia...

mahiakeff dijo...

Bichito: buen punto. Solo que a veces no dejan de venir...
Frank: republicanos y comunistas unidos jamás serán vencidos. Faltó agregar "estética" a la delincuencia delicadamente construída...
Vidia: ¿A ver? Cuente. Todo oídos.

Vidia dijo...

Vine a agradecer la visita, y el comentario que me hizo sentir muy contenta. Le contaría la estrategia, salvo por:
a) anoche no me funcionó en lo absoluto, ergo, no es infalible...
b) me da pudor hacerlo en público.