miércoles, 20 de junio de 2007

Soy Mahiakeff, el extraviado. A pesar de que vivo de día en el mundo, por la noche entro en otro mundo, el mundo de los sueños y del delirio. Otro mundo sin lógica o con una lógica defragmentada. Soy Mahiakeff, el que se arrastra día a día en este mundo y que revive y resplandece en el mundo de los sueños y el delirio, el mundo del inconsciente.
Soy Mahiakeff, el que sabe volar sin mapas, el que no necesita del orden burgués, del orden del discurso. El que se ríe de Foucault sin miramiento alguno y que se abanica con los desvaríos pseudológicos de Lacan. Solo puedo comprender el lenguaje inarticulado y el pensamiento que divaga sin límite alguno.
Soy Mahiakeff. Amo el cielo y el mar. Amo el silencio y la muchedumbre. Amo la arena, las cimas de las colinas y los esteros. Amo los ojos glaucos. Soy Mahiakeff el alucinado.

4 comentarios:

Vidia dijo...

Estimado:
Dos cosas: le invito a participar en un juego en el que, a mi vez, fui invitada a participar. Me gustaría mucho que aceptara.

chica canifru dijo...

Alucinado para poder vivir aquí, creo.
Tengo de hecho, muy buenos recuerdos.

luciérnaga dijo...

No siempre se tiene el mismo
estado de ánimo.

L.

ANGELES, PERROS Y CARACOLES dijo...

Sabías que los caracoles son rápidos y pueden generar vínculos con las personas...?
Me crees?
Ellos tiene el secreto de la templanza... y un mundo interior des-co-no-cido...
Alucinados estaban los ángeles cuando descubrieron que eran incapaces de sentir dolor... luego curiosos sólo querían probar, así fue que uno se cayó de bruces... me reí la tarde entera con ese àngel tan caído del catre... (disculpe... quise sentirme feliz con esto del ser aluncinado...)